A continuación os presentamos los diferentes tipos de portabebés, juntamente con sus pricipales características, sus pros y sus contras.

La elección del portabebés es my personal, y no existen reglas generales. Siempre que tengáis dudas sobre qué portabebés elegir, enviadnos vuestras consultas y os daremos el asesoramiento personalizado que necesitéis.

Fulares

Se podría decir que los fulares son el mejor portabebés por diversos motivos:

  • Es el portabebés más versátil ya que permite diversas posiciones
  • Es el que mejor se va adaptando al crecimiento del bebé.

Por contra es el que requiere más práctica para hacerse correctamente los nudos.

Encontraremos diferentes tipos de fulares.

Fular elástico

El fular elástico es un buen fular para empezar a familiarizarse. Al ser elástico permite el pre anudado, es decir, primero hacemos el nudo y luego colocamos al bebé, con lo que aporta seguridad a papás principiantes. Igualmente se pueden hacer más nudos con el fular elástico.

Es talla única, mide unos 5 metros de largo y 50 cm de ancho y sirve para cualquier porteador.

Es apto desde el nacimiento hasta que el bebé alcanza unos 8kg ya que a partir de este peso, al ser elástico, el bebé podría ir rebotando y deberíamos ajustar con frecuencia, así perderíamos la comodidad.

Suelen ser de algodón con mezcla de elastán.

 

Fular semielástico 

El fular semielástico tiene las mismas características que el elástico pero se puede combinar con otros materiales como el bambú, cáñamo. Tienen mayor soporte y así se podría alargar un poco más su uso.

Fular tejido

El fular tejido se puede usar desde el nacimiento hasta que finalice el porteo.

Para elegir un fular tejido debemos saber que hay diferentes tallas, para todo tipo de porteadores y nudos, diferentes tejidos y mezclas.

Es importante que te guste el modelo porque es una prenda que se va a ver puesto encima de tu ropa.

                                                 

 

Bandoleras de anillas

La bandolera de anillas es un trozo de tela larga y 2 anillas. El peso se reparte por la espalda y en un sólo hombro. Se puede utilizar delante, cadera y a la espalda, tanto en posición de cuna como de pie.

Se puede usar desde el nacimiento hasta finalizar el porteo. Aunque las etapas mejores para su uso son el nacimiento y cuando los niños ya caminan, puesto que al no repartir el peso en los 2 hombros con bebés de peso y períodos de tiempo largo no resulta tan cómodo.

Es muy práctico puesto que ocupa poco y lo puedes llevar en el bolso.

Es muy cómodo para cuando los niños aprenden a caminar,  subiendo y bajando continuamente.

Las bandoleras como los fulares hay de diferentes tejidos.

La bandolera es talla única.

                                                               

Mochilas de porteo

La mochila de porteo es el portabebés ergonómico más rápido y sencillo de usar. Por esto es el portabebés más elegido por los papás.

Muchas marcas disponen de mochilas aptas desde el nacimiento, con un reductor, hasta el final del porteo.

Se pueden encontrar muchas marcas y modelos que se adapten a la edad del bebé, incluso para niños mayores o con más peso disponemos de las mochilas “Toddler”.

 

Mei Tais

El Mei Tai es un portabebés asiático formado por una tela rectangular con 4 tiras.

Se adapta muy bien al portador y al bebé. Permite cómodamente posición delante y espalda, aunque también cadera (pero no es tan cómodo).

Se recomienda a partir de los 4-6 meses.

 

 Pouches

Es un portabebés parecido a la bandolera pero sólo se ajusta al porteador.

Este tipo de portabebés no está recomendado para recién nacidos, sinó para bebés a partir de los 6 meses.