El fular elástico es una tela de unos 5,5 metros de largo y 50 centímetros de ancho. 

Este tipo de portabebés es uno de los más elegidos por las familias para iniciarse en el porteo, ya que su uso está recomendado para bebés desde el nacimiento hasta aproximadamente los 8-9kg. 

Su composición más habitual es la formada por la mezcla de algodón con spandex. Un ejemplo de este tipo de composición lo podemos encontrar en los fulares Boba Wrap. Este tipo de composición lo que lo hace un portabebés caluroso, perfecto para el invierno.

Si buscamos una composición diferente, podemos encontrarlos de algodón orgánico mezclado con bambú, como los fulares Hana Baby Wrap. Esta composición los hace mas frescos de manera que se podrian usar cuando hace buen tiempo.

También podéis encontrar en el mercado el fular semielástico, en su composición puede llevar además de algodón, bambú o cáñamo. Requiere un poco más de técnica para el anudado, y no permite el preanudado. Como punto positivo tenemos que el semielástico se puede seguir usando más allá de los 9kg.

     
                            

Posiciones de uso

Se puede usar en varias posiciones: delante en posición vertical, posición cuna, a la cadera y a la espalda, aunque la más recomendada es la posición delante vertical.

Es importante que coloquemos al bebé en una posición correcta, es decir:

  • Debe estar a una altura que nos permita darle un beso pero a su vez que no le podamos dar un golpe accidentalmente con nuestra barbilla.
  • Su barriga debe estar pegada a nuestro cuerpo.
  • Las rodillas deben estar más arriba que el culete, en forma de M.
  • La espalda redondeada haciendo una C.
  • Las vías respiratorias deben estar despejadas (la posicion no debe obstruir su boca y nariz con nuestro cuerpo).

Igual de importante es la tensión del fular. El ajuste del fular es un punto a tener en cuenta ya que de ello dependerá parte de la ergonomía. Debemos tensarlo punto por punto para que se adapte correctamente a nuestro bebé.

Una vez tengamos el nudo acabado podemos debemos comprobar la tensión del fular. Para ello podemos hacer un par de pruebas secillas. La primera consiste en echarnos hacia delante para comprobar que el bebé no se despega de nuestro cuerpo. Y la segunda es metiendo un dedo entre el fular y detrás de la rodilla de nuestro bebé. Si el dedo no nos entra, es que el fular está demasiado apretado, en cambio si nos entra con demasiada facilidad es que el fular está flojo. La tensión correcta la encontramos en el témino médio, es decir que el dedo entra, pero no lo hace facilmente. 

                                                              Fular davant mamaportea 


Tipos de nudos

Os proponemos dos nudos muy fáciles: un preanudado y una cruz envolvente.

El preanudado, es un nudo básico, que permite hacer el nudo antes de poner al bebé, por lo que inicialmente da mayor seguridad cuando empiezas con el porteo.

También permite sacar al bebé y dejarte el fular puesto; y cuando lo necesites volver a colocar al bebé. Es útil por ejemplo, si necesitas cambiar el pañal al bebé.

El preanudado es un nudo fácil pero debes tensarlo correctamente, debes sentir como si llevaras una camiseta ajustada. Es perfecto para cuando hace más frío porque lleva 3 capas de tela, que a su vez, nos permiten dar mayor soporte al bebé, necesario cuando ya empiece a pesar un poco más.

La cruz envolvente es un nudo muy fresco, ya que sólo lleva una capa. La tensión y el ajuste se obtiene punto por punto por lo que se adapta perfectamente al bebé.


Juntando el fular elástico y la mochila

Antes de terminar nos gustaría mencionar la Caboo Algodon Graphite que es una mezcla entre fular elástico y mochila. Es un portabebés muy fácil de colocar y ajustar, ya que el preanudado ya viene hecho y se ajusta con las anillas. Se coloca como si te pusieses una camiseta y después se tira de las tillas para ajustar, colocas al bebé y vuelves a ajustar para dar tensión. Por último colocas la banda horizontal para dar mayor soporte y anudas detrás. En este caso a pesar de ser elástico podría durar más que un fular elástico normal (aproximadamente hasta los 14kg) y tiene la comodidad de poder ajustar fácilmente al tener las anillas.

 
                                                                                      Caboo 


Finalmente recordaros que si teneis cualquier duda, ya sea de fulares elásticos o portabebés ergonómicos en mamaportea estamos encantados de ayudaros y aconsejaros. Os podeis poner en contacto con nosotros a través de facebook, por teléfono, con el formulario de contacto, etc.